CULTIVO DEL LÚPULO

El lúpulo es uno de los ingredientes principales en la elaboración de
cerveza artesana. Se planta en tierras fértiles con relativa altitud
ya que piden mucha luz y sol, donde la lluvia no tienda a estancarse.
Es una planta trepadora que crece en espiral rodeando otras plantas
para buscar la luz. Es necesario ayudarle a trepar. Con los años
pueden llegar a medir 9 metros. Cuanto más crecimiento vertical pueda
desarrollar la planta, más floración genera. Son plantas que piden
agua.

Lo ideal es plantar racimos de otras plantas o semillas. La recogida
de cosecha dependiendo de la zona y variedades se recogen entre Agosto
y Octubre. En Otoño se podan y permanecen bajo tierra hasta el
siguiente periodo.

Si todo va bien pasado el solsticio de verano la planta empezará a
formar flores en las ramas laterales. Tras la floración se convertirán
en conos con un polvo en el interior de un color amarillo (la
lupulina)

La mejor herramienta para decidir el momento de la cosecha del lúpulo
será tu olfato. Abre una flor por la mitad, frotala fuerte entre las
dos manos y huelela. Al principio los conos olerán a hierba fresca,
pero gradualmente este olor irá disminuyendo y aparecerán otros olores
más intensos y particulares. Estos aromas se trasladaran
posteriormente a la cerveza en su sabor y aroma. En función de la
variedad pueden ser afrutados, florales, herbales, terrosos,
cítricos…

Brew Wild!

Tags: